Bienvenido racismo

El director de Chao Racismo, Ray Charrupi, recientemente publicó, en el periódico virtual Las 2 orillas, una nota donde defiende con vehemencia las posiciones racistas de la senadora del Centro Democrático María Fernanda Cabal. Eso en términos políticos se llama vender su clase. Los cristianos a ese mismo fenómeno le dicen el beso de Judas. Los psicólogos llaman a ese comportamiento masoquismo. En Boyacá, tierra firme, dicen cuando esto sucede, ¡traición!

No cabe la menor duda que el joven afro-colombiano Ray Charrupi, sufre el vergonzoso síndrome de La Malinche. Esta enfermedad consiste en que una persona termina defendiendo a capa y espada a su malhechor. En este caso, malhechora. La Malinche fue una indígena, que ayudó al conquistador Hernán Cortés a masacrar a los mejicanos. Pues bien, ese mismo fenómeno le sucede ahora a Charrupi, cabeza visible de Chao Racismo. Según él las palabras que la senadora María Fernanda Cabal acaba de pronunciar contra la comunidad afro-colombiana no son para nada racistas ya que fueron sacadas de contexto. Dicha frase condicional está compuesta de las siguientes palabras:

Si a los negros uno los pone a trabajar se agarran de las greñas.

Disequemos la oración para darle el justo diagnóstico de malinchero a Charrupi. Veamos:

Llamar negros a los afro-descendientes es peyorativo, racista.

“Uno los pone a trabajar”.

Acá hay dos tendencias discriminatorias. La primera, uno significa alguien que se cree superior, alguien blanco. Charrupi, adivina dos veces quién es ese ser superior.

La segunda, Los pone a trabajar, eso en la mente de Cabal significa dar órdenes, hacer chasquear el látigo de la esclavitud. Decidir sobre alguien, o mejor, ser dueño de alguien. “Puse la sirvienta a barrer la casa”, dicen las damas encopetadas. Y por supuesto la propia Cabal. aa Otra parte de la frase: se agarran: es de fieras agarrarse. Y las fieras también son salvajes.

Por último, la acepción “greñas” es tendenciosa. Seguro la mencionada senadora tiene cabellera y no greñas. Ni más faltaba, diría Charrupi.

Ya ven, ni siquiera dejando la frase en su contexto muestra lo viperina que es. Y eso que no la analizamos por el lado de los silogismos.

A mí realmente lo que diga la senadora del Centro Democrático no me extraña. Cada quien da de lo que tiene. Creo, eso sí, que está equivocada de oficio. Me parece que más bien debería trabajar en el elenco del cineasta Pedro Almodóvar. Le quedaría bien un papel de personaje burdo. Pero eso es otro asunto. No cabe duda de que ella es consecuente con su forma de pensar. Opina igual que sus amigos neo-nazis, Y si acaso Charrupi no lo sabe, los neo-nazis llaman negros a los afro-descendientes. Y lo peor de todo, los quieren exterminar. Lo que me asombra, y me hace pensar que el mundo anda al revés, es que el representante de Chao Racismo, defienda el racismo. Se equivocó de organización Charrupi. Debería ser representante de un grupo radicalmente opuesto al que dice pertenecer. Algo así que se llame Bienvenido Racismo. De resto es jugar al infiltrado.

Si lo que quiere Charrupi es adular para tener Poder pues que ni lo sueñe. Su defendida ha sido tajante al decir que cuando uno de ellos (léase: un negro) tiene poder, lo quiere solo para él. Por eso, como los alcaldes de Chocó, terminará en la cárcel.

Charrupi, apuesto a que Cabal debe estar muerta de la rabia con esa inesperada defensa.

Victor Rojas

Victor Rojas

Jurista, escritor, reside en Suecia
tector@hotmail.com
http://juegodeescorpiones.blogspot.se/
Victor Rojas

Latest posts by Victor Rojas (see all)