Empujonazo definitivo para la paz

La Paz es un derecho inalienable de todos los colombianos sin la cual la vida humana no puede ser normal y desarrollarse vigorosa y sana. Por lo anterior, en nuestra condición de ciudadanos colombianos residentes en París. Llamamos de manera fraternal y sincera, a los miembros del Ejército de Liberación Nacional, ELN, muy particularmente a su dirigencia representada en la dirección del comandante Gabino; para que se sienten a la mesa de negociaciones con el fin de lograr un acuerdo definitivo que termine contundentemente las hostilidades entre los dos bandos.
De nuestra parte, tienen Uds. Nuestra admiración y respeto, de igual manera, nuestro entusiasmo y respaldo incondicional en alcanzar ese propósito encomiable como es La Paz definitiva. En tanto que actores de ese largo conflicto hasta hoy vigente, está en sus manos una parte de la solución. Apelamos al buen sentido y a la comprensión estratégica de la realidad nacional que vive el país, donde Uds. Son contribución indispensable para que conjuntamente logremos los cambios que la nación necesita en su proceso de modernización y armonía social.