Los enemigos de la paz en acción

Ciudadan@s por la Paz de Colombia nos encontramos verdaderamente indignados por los hechos recientes ocurridos en Cartagena, en la cual fue víctima de un atentado, saliendo ilesa la ciudadana Imelda Daza Cotes, líder histórica de la Unión Patriótica, excandidata a la Gobernación del Departamento de El Cesar, y también exrefugiada política durante 28 años en Suecia, donde logró salvar su vida después del exterminio a que fue sometida su organización política.

El hecho contra Imelda, donde salió herido de bala en la cabeza, un servidor público, guardaespaldas del presidente del sindicato, donde se realizaba la reunión, es una acción clara y definida contra la Paz de todos los colombianos. La Paz es un anhelo de la nación, llena de bondades para todos sin excepción. Sus enemigos que hoy se han manifestado están cegados por los odios, venganzas, pero sobre todo por el beneficio económico que les reporta el negocio del conflicto. De ahí que estos criminales son el producto de intereses bien definidos. Nosotros, ciudadanos amantes de la paz, exigimos mano firme por parte del gobierno para extirpar de raíz este cáncer de la sociedad, sancionándolos de manera ejemplar sin miramientos con todo el peso de la ley previsto en su ordenamiento jurídico. En esto no puede haber equivocación, puesto que alcanzar la Paz es también la consecuencia de una mano fuerte y justiciera.
En la medida que vamos avanzando quienes estamos por la Paz de Colombia, les señalamos que nuestro objetivo es inderrotable, y por ello, desde este legendario París, donde se han firmado el cese de guerra de muchos conflictos, les hacemos un llamado para que se unan a nuestro empeño, abandonando las venganzas y odios fratricidas, y que todos en tolerancia hagamos un esfuerzo con el objeto de sacar al país de la violencia que tantos males nos ha traído a todos por igual.

Quienes no tengan oídos receptivos, no serán otra cosa distinta a escoria en el muladar de la historia colombiana.