Río arriba, río abajo, una obra para construir memoria

Una de nuestras áreas de trabajo y la cual buscamos fortalecer dentro de Ciudadanías por la paz de Colombia es el Arte, arte ciudadano, posibilidades poéticas y metafóricas para resistir, sensibilizar, construir Paz y memoria. Muchas propuestas existen fuera y dentro del país que van en éste sentido, estas propuestas nos inspiran, alientan y enriquecen.

rio-arriba-rio-abajo-teatro

Una de nuestros miembros, tuvo la oportunidad de ver, en la ciudad de Medellín, la Obra «Río arriba, río abajo» de Jesús Eduardo Domínguez Vargas, obra que se estará presentando hasta el 28 de agosto 2019 en el Pequeño Teatro de Medellín

Ella nos comparte sus impresiones e invita a ver la obra:

“El día de ayer tuve la posibilidad de asistir, en la ciudad de Medellín, al evento Persistencias de la memoria I en el Pequeño teatro. La programación incluía un conversatorio sobre pedagogías de la memoria del conflicto y posconflicto seguido de la Obra de teatro Río arriba, río abajo. Desde un comienzo, al entrar a la sala para el conservatorio, los asistentes nos vimos sumergidos en un espacio otro, todo lo necesario a la obra ya estaba dispuesto. Mis ojos se pasearon de un lado a otro observando los retratos, principalmente de hombres, colgados en diferentes telones para luego fijarse en aquella foto que tenía un lugar en la silla que decidí ocupar. ¿Quién será este hombre? Me pregunté.

La obra comienza una vez el conversatorio terminado pero justo después de una corta introducción de Jesús Eduardo: espero que la obra no les guste sino que los conmueva, nos dice él. Efectivamente eso fué lo que me sucedió, lloré a ciertos momentos, sonreí y me sorprendí en otros. Quedé muy llena de preguntas pero con la certitud de que el arte es una excelente vía para invitarnos a reflexionar sobre aquello que muchas veces nos reusamos a ver, el arte construye memoria, construye memorias. Los testimonios encarnados por las actrices me llegaron directo al corazón. Esta obra combina de forma muy hermosa monólogos o diálogos con los ausentes, danza y música, invitándonos a viajar entre los territorios de nuestro adolorido país. Sólo hoy leo el pequeño texto que acompaña el programa del evento, este texto presenta la obra así: Obra de teatro basada en testimonios de mujeres de varias regiones del país cuyos hijos o esposos fueron desaparecidos en los ríos de Colombia.

El hombre de la fotografía que ocupaba mi silla es Rodrigo, no sé su apellido, sé que desapareció en 1990 y que su familia aún lo espera.”